La Hipnosis Ericksoniana como Método Terapeutico

hipnosis-ericksonianaLa hipnoterapia es una forma de comunicación terapéutica directiva, basada en una relación estrictamente complementaria. El hipnoterapeuta induce un estado de trance en el paciente, poniéndolo en una situación que le permita emplear su capacidad creativa para solucionar problemas. Los distintos métodos hipnoterapéuticos tienen por objeto crear y estabilizar relaciones complementarias entre el paciente y el terapeuta, así sea evitando la resistencia del paciente o haciéndola parecer infructuosa. En el marco de esta relación, el psicólogo es capaz de implantar sugerencias que alteran la patología en los esquemas de conductas e interpretación del paciente.

La hipnosis ha ido cobrando, cada vez, mayor interés para los terapeutas familiares, por su relación con la comunicación interpersonal y la conformación de la conducta individual. Si la sintomatología de un individuo tiene sentido en el contexto de la interacción familiar, debe existir un sistema interpretativo equivalente, consciente y también inconsciente, en ese individuo. Por ende, no es la realidad objetiva la que padece los síntomas, sino más bien la imagen subjetiva que tiene un individuo de la realidad.

Según esta perspectiva, la terapia debe tender a modificar la cosmovisión subjetiva del paciente. El estudio de la hipnoterapia y de otras modalidades de comunicación terapéutica han hecho progresar la comprensión del procesamiento inconsciente de la información, dejando con esto influir, terapéuticamente, en esos procesos inconscientes.

Milton Erickson descubrió y describió muchos de los métodos creativos existentes para promover el cambio terapéutico mediante una técnica hipnótica. Erickson no concebía la hipnosis como una teoría en sí y por sí; a su juicio, era un accesorio de cualquier clase de terapia, pues él consideraba que la influencia de la hipnosis sobre prácticamente todas las formas de terapia no había sido totalmente aceptada. Mantenía que la mayor parte de los enfoques terapéuticos tenían en sus orígenes algo que ver con la hipnosis.

Su enfoque asimismo pecaba de poco ortodoxo porque no se limitaba a un solo tipo de terapia ni a una forma única de abordar un problema. Siempre buscaba un nuevo modo de lograr que el individuo reconociese sus propias capacidades de cambio; estaba dispuesto a hacer prácticamente cualquier cosa, para realizar dicho cambio. Su meta era ayudar al paciente; cualquier técnica, teoría o terapia era permisible y bienvenida.

En relación con el enfoque personal de Erickson, importa destacar que aunque creó muchos métodos permisivos y novedosos de hipnosis terapéutica, se mostró muy renuente a elaborar una teoría. No postulaba ninguna teoría explícita de la personalidad, por el hecho de que estaba firmemente persuadido de que ello limitaría la psicoterapia y haría que los psicoterapeutas actuasen con mayor rigidez. Él fomentaba la flexibilidad, la singularidad y la individualidad.

Terapia Ericksoniana: Salud Mental y Curación

regresion-destacadaPara Milton H. Erickson todas las personas tienen la capacidad para la curación y la salud, para el lo importante era la activación de los recursos internos durante el proceso de recuperación. Gran parte de la curación proviene de detectar los puntos positivos de la persona y luego desarrollarlos progresivamente, por esa razón Erickson insistió durante toda su carrera en que las mejorías no son producto de la sugestión hipnótica, sino que mas bien son el resultado de una reasociación de experiencias producida por esa sugesión.
Debido a que el mundo exterior contiene una serie de amenazas biológicas y psicológicas, la necesidad de curación es constante, “La vida es un proceso continuo de rehabilitación” (Erickson).
La diferencia mas importante entre tratamiento y curación es que el primero no puede operar independientemente de la curación, entendiendo por el termino curación (una participación activa de la motivación y voluntad del sistema consultante para mejorar y sanar), es por eso que las personas con anorexia que son alimentadas por sondas o las personas con depresión que solo reciben medicamentos, no mejoran lo suficiente o tienen recaídas frecuentes.  Por lo tanto, lo que el terapeuta debe preguntarse es ¿que necesita esta persona para poder activar la capacidad innata de curarse?.
El proceso requiere el descubrimiento de una nueva perspectiva de su realidad, que nace de una combinación de aprendizaje, memoria y experiencia sensorial inmediata.   A un nivel biológico, existen posiciones anatómicas separadas que se conectan a través de una compleja red neuronal.  Las experiencias de vida se convierten literalmente en territorios físicos dentro del cerebro, lugares a los que se puede acceder o se puede evitar. El movimiento de la consciencia  hacia y desde esas regiones es iniciado internamente por una cadena de pensamientos o por señales externas.   La salud mental aumenta en proporción a la capacidad para desplazarse hacia las distintas regiones de la mente donde se almacenan las experiencias de vida.   Sin esa habilidad, la persona es menos eficaz para reconocer y enfrentarse al mundo exterior y aparecen los síntomas, esta es una de la razones por la que la Hipnosis Ericksoniana puede ayudar.